PublicidadPublicidadPublicidad
 

Blog de Emebol

Buen uso del idioma (27) Hace mas de un año

                                    Interrogativos y exclamativos

Cuando las palabras adónde, cómo, cuál, cuán, cuándo, cuánto, dónde, qué y quién (y las formas correspondientes de plural y de femenino, en su caso) tienen valor interrogativo o exclamativo, son tónicas y llevan tilde diacrítica. Introducen enunciados directamente interrogativos o exclamativos:

¿Adónde vamos?
¡Cómo te has puesto!
¡Qué suerte ha tenido!
¿De quién ha sido la idea?

También introducen oraciones interrogativas o exclamativas indirectas:

Pregúntales dónde está el mercado.

Verá usted qué frío hace fuera.

Igualmente, se escriben con tilde diacrítica cuando actúan como sustantivos:

Se propuso averiguar el cuándo, el cómo y el dónde de aquellos sucesos.

Estas palabras, sin embargo, son átonas y se escriben sin tilde cuando funcionan como relativos o como conjunciones:

El lugar adonde vamos te gustará.
Puede participar quien lo desee.
Creo que no sabe lo que quiere.

                                        Demostrativos

Los demostrativos este, ese y aquel, sus femeninos y sus plurales pueden ser pronombres:

Eligió este.
Ese ganará.
Quiero dos de aquellas.

O pueden ser también adjetivos:

Esas actitudes nos preocupan.
El jarrón este siempre está estorbando.

En cualquiera de los dos casos, los demostrativos no deben llevar tilde según las reglas de acentuación: todos, salvo aquel, que es aguda terminada en -l, son palabras llanas terminadas en vocal o en -s. Además, tanto pronombres como adjetivos son formas tónicas, por lo que no se encuentra justificado el uso de la tilde diacrítica para distinguirlas; puede prescindirse de la tilde incluso cuando existe riesgo de ambigüedad (caso muy raro y que puede evitarse por otros medios):

¿Por qué compraron aquellos libros usados? (aquéllos puede ser pronombre y, por tanto, sujeto de la oración o un adjetivo que acompaña al sustantivo libros).

Menos dudas plantean las formas neutras de los demostrativos, es decir, las palabras esto, eso y aquello, ya que solo pueden funcionar como pronombres:

Eso no es cierto.
No entiendo esto.

Fuente: Real Academia

Buen uso del idioma (26) Hace mas de un año

                                         Tilde diacrítica

La tilde diacrítica es el acento gráfico que permite distinguir palabras con idéntica forma, pero que pertenecen a categorías gramaticales diferentes; es una tilde que se incorpora en palabras que no deberían llevarla según las reglas de acentuación. En general, llevan tilde diacrítica las formas tónicas (las que se pronuncian con acento prosódico) y no la llevan las formas átonas (las que carecen de acento prosódico).

Tilde diacrítica en monosílabos

(de) preposición:
Quiero tarta DE manzana.

sustantivo (letra):
Ha escrito una DE torcida.
   
(dé) forma del verbo dar:
DÉ las gracias al portero.

(el) artículo:
EL árbol se ha secado.
   
(él) pronombre personal:
Lo ha hecho ÉL.

(mas) conjunción adversativa (pero):
Intentó ir, MAS no pudo ser.
   
(más) adverbio, adjetivo o pronombre:
Ella es MÁS inteligente.
No me des MÁS preocupaciones.
No quiero MÁS.

(más) conjunción con valor de suma o adición:
Dos MÁS dos son cuatro.

(más) sustantivo (signo matemático):
En esta suma falta el MÁS.

en la locución conjuntiva
más que (sino):
No escucha MÁS que a sus amigos.


(mi) posesivo:
Esta es MI casa.

(mi) sustantivo (nota musical):
El compás empieza con un MI.
   
(mí) pronombre personal:
A MÍ no me eches la culpa.


(se) pronombre, con distintos valores:
¿SE lo has dicho?
Ya SE viste él solo.
SE saludaron en la escalera.
No SE arrepiente de nada.
El barco SE hundió en pocos minutos.

(se) indicador de impersonalidad:
Aquí SE come muy bien.

indicador de pasiva refleja:
SE compran muebles antiguos.
   
(sé) forma del verbo ser:
SÉ cariñoso con ella.

(sé) forma del verbo saber:
Yo SÉ su teléfono.

(si) conjunción, con distintos valores:
SI lo sabes, cállate.
Pregunta SI es allí.
SI será inocente...
¡SI he aprobado!

(si) sustantivo (nota musical):
Afinó la cuerda en SI bemol.
   
(sí) adverbio de afirmación:
SÍ, quiero.

(si) pronombre personal:
Lo atrajo hacia SÍ.

(si) sustantivo (aprobación o asentimiento):
Solo admito un SÍ como respuesta.

(te) pronombre personal:
¿TE ha visto el médico?

(si) sustantivo (letra):
A la TE le falta la raya.
   
(té) sustantivo (planta e infusión):
Allí cultivan el TÉ.
Tomaré un TÉ.

(tu) posesivo:
Es TU hijo.

(tú) pronombre personal:
Habéis ganado Ana y TÚ.

* Se tratan fuera de este cuadro otras parejas de monosílabos afectadas por la tilde diacrítica, como qué/que, cuál/cual, cuán/cuan, quién/quien, pues forman serie con algunos polisílabos. También se tratan aparte el caso de aún/aun, palabra que puede articularse como bisílaba o como monosílaba y el caso de la conjunción o.

Fuente: Real Academia

Buen uso del idioma (25) Hace mas de un año

                                  Palabras con hiato

Hiatos ortográficos. Dos vocales contiguas que pertenecen a sílabas distintas constituyen un hiato; la presencia de h intercalada no influye en la formación del hiato. A efectos de acentuación gráfica, se consideran hiatos las combinaciones vocálicas siguientes:

a)    Dos vocales iguales: albahaca, poseer, chiita, microondas.
b)    Dos vocales abiertas distintas: anchoa, ahogo, teatro, aéreo, eólico, héroe.
c)    Vocal cerrada tónica + vocal abierta átona o, en orden inverso, vocal abierta átona + vocal cerrada tónica: alegría, acentúa, insinúe, enfríe, río, búho, raíz, baúl, transeúnte, reír.

Acentuación de palabras con hiato

a)    Las palabras con hiato formado por dos vocales iguales, o por dos vocales abiertas distintas, siguen las reglas generales de acentuación. Así, Jaén y acordeón llevan tilde por ser agudas terminadas en -n y -s, respectivamente; poeta y chiita no la llevan por ser llanas terminadas en vocal; aéreo y caótico se tildan por ser esdrújulas.
b)    Las palabras con hiato formado por una vocal cerrada tónica y una vocal abierta átona, o por una vocal abierta átona y una vocal cerrada tónica, siempre llevan tilde sobre la vocal cerrada, con independencia de que lo exijan o no las reglas de acentuación: María, puntúa, insinúe, dúo, tío, ríe, laúd, caída, raíz, feúcho, cafeína, prohíbe.
Fuente: Real Academia

Buen uso del idioma (25) Hace mas de un año

                                                      Palabras con hiato

Hiatos ortográficos. Dos vocales contiguas que pertenecen a sílabas distintas constituyen un hiato; la presencia de h intercalada no influye en la formación del hiato. A efectos de acentuación gráfica, se consideran hiatos las combinaciones vocálicas siguientes:

a)    Dos vocales iguales: albahaca, poseer, chiita, microondas.
b)    Dos vocales abiertas distintas: anchoa, ahogo, teatro, aéreo, eólico, héroe.
c)    Vocal cerrada tónica + vocal abierta átona o, en orden inverso, vocal abierta átona + vocal cerrada tónica: alegría, acentúa, insinúe, enfríe, río, búho, raíz, baúl, transeúnte, reír.

Acentuación de palabras con hiato

a)    Las palabras con hiato formado por dos vocales iguales, o por dos vocales abiertas distintas, siguen las reglas generales de acentuación. Así, Jaén y acordeón llevan tilde por ser agudas terminadas en -n y -s, respectivamente; poeta y chiita no la llevan por ser llanas terminadas en vocal; aéreo y caótico se tildan por ser esdrújulas.
b)    Las palabras con hiato formado por una vocal cerrada tónica y una vocal abierta átona, o por una vocal abierta átona y una vocal cerrada tónica, siempre llevan tilde sobre la vocal cerrada, con independencia de que lo exijan o no las reglas de acentuación: María, puntúa, insinúe, dúo, tío, ríe, laúd, caída, raíz, feúcho, cafeína, prohíbe.
Fuente: Real Academia

Buen uso del idioma (24) Hace mas de un año

                                       Palabras con triptongo

3.2.2.1. Triptongos ortográficos. Tres vocales contiguas que forman parte de una misma sílaba constituyen un triptongo. A efectos de acentuación gráfica, se considera triptongo cualquier grupo de tres vocales formado por una vocal abierta situada entre dos vocales cerradas, siempre que ninguna de las vocales cerradas sea tónica: confiáis, buey, despreciéis, vieira, dioico.

3.2.2.2. Acentuación de palabras con triptongo. Las palabras con triptongo siguen las reglas generales de acentuación (→ 3.1). Así, lieis no lleva tilde por ser monosílaba; continuéis y despreciáis llevan tilde por ser agudas terminadas en -s, mientras que Uruguay, que también es aguda, no se tilda por terminar en -y; vieira no lleva tilde por ser llana terminada en vocal.

3.2.2.3. Colocación de la tilde en los triptongos. La tilde se coloca siempre sobre la vocal abierta: consensuéis, habituáis.
Fuente: Real Academia

Buen uso del idioma (23) Hace mas de un año

                                         Acentuación palabras con diptongo

Diptongos ortográficos. Dos vocales contiguas que forman parte de una misma sílaba constituyen un diptongo; la presencia de h intercalada no impide la formación del diptongo. A efectos de acentuación gráfica, se consideran diptongos las secuencias vocálicas siguientes:

a)    Vocal abierta + vocal cerrada o, en orden inverso, vocal cerrada + vocal abierta, siempre que la cerrada no sea tónica: aire, ahumar, peine, Ceuta, oiga, viaje, ciego, quiosco, suave, fuerte, cuota.
b)    Dos vocales cerradas distintas: huida, ruido, ciudad, diurno.

3.2.1.2. Acentuación de palabras con diptongo. Las palabras con diptongo se acentúan siguiendo las reglas generales de acentuación (→ 3.1). Así, vio no lleva tilde por ser monosílaba; bebéis la lleva por ser aguda terminada en -s, y huésped, por ser llana terminada en consonante distinta de -n o -s; superfluo, vienen y amarais se escriben sin tilde por ser llanas terminadas en vocal, -n y -s, respectivamente; y periódico y lingüístico se tildan por ser esdrújulas.

Colocación de la tilde en los diptongos

a)    En los diptongos formados por una vocal abierta tónica y una cerrada átona —en ese orden o en el inverso—, la tilde se coloca sobre la vocal abierta: adiós, después, soñéis, inició, náutico, murciélago, Cáucaso.
b)    En los diptongos formados por dos vocales cerradas, la tilde se coloca sobre la segunda vocal: acuífero, casuística, demiúrgico, interviú.

Fuente: Real Academia

Buen uso del idioma (22) Hace mas de un año

                   Acentuación de polisílabos

Según el lugar que ocupe la sílaba tónica, se pueden distinguir cuatro clases de palabras polisílabas: agudas (su sílaba tónica es la última), llanas (su sílaba tónica es la penúltima), esdrújulas (su sílaba tónica es la antepenúltima) y sobresdrújulas (su sílaba tónica es alguna sílaba anterior a la antepenúltima).

Las palabras polisílabas se acentúan gráficamente de acuerdo con las siguientes reglas:

a)    Las palabras agudas llevan tilde en la sílaba tónica cuando terminan en vocal, -n o -s: consomé, jardín, además. Sin embargo, cuando terminan en -s precedida por otra consonante, no llevan acento gráfico: robots, tictacs. Tampoco llevan tilde las palabras agudas terminadas en -y: virrey, convoy.

b)    Las palabras llanas llevan acento gráfico en la sílaba tónica cuando terminan en consonante distinta de -n o -s: ágil, álbum, Héctor. No obstante, cuando terminan en -s precedida de consonante, sí llevan tilde: bíceps, cómics. Por otra parte, las palabras llanas terminadas en -y también llevan tilde: póney, yóquey.

c)    Las palabras esdrújulas y sobresdrújulas siempre llevan tilde en la sílaba tónica: teléfono, cómetelo.


Buen uso del idioma (21) Hace mas de un año

                           La acentuación


A lo largo de la cadena hablada no todas las sílabas se pronuncian con igual relieve. El acento prosódico es el mayor relieve con el que se pronuncia una sílaba con respecto a las que la rodean. La sílaba sobre la que recae el acento prosódico dentro de una palabra es la sílaba tónica; las sílabas pronunciadas con menor intensidad son las sílabas átonas. En la palabra zaPAto, la sílaba tónica es pa; las sílabas átonas son za y to.

El acento prosódico en español puede distinguir unas palabras de otras según la sílaba sobre la que recae: HÁbito / haBIto / habiTÓ. No obstante, existen algunas palabras que, por diversas razones, poseen más de una acentuación prosódica, sin que ello suponga cambio de significado: viDEo / VÍdeo, BÚmeran / bumeRÁN.

La tilde o acento gráfico u ortográfico (´) es un signo que se coloca sobre una vocal de una palabra para indicar que la sílaba de la que forma parte debe pronunciarse tónica. La presencia o ausencia de la tilde sobre las correspondientes sílabas tónicas se rige por las reglas que se explican a continuación. Estas reglas afectan a todas las palabras del español, incluidos los nombres propios.
Fuente: Real Academia


Buen uso del idioma (20) Hace mas de un año

   Casos en que no se usa la mayúscula

Salvo cuando la mayúscula venga exigida por la puntuación, se escriben con minúscula inicial las siguientes palabras:

2.3.1. Los nombres de los días de la semana, de los meses y de las estaciones del año: lunes, abril, verano. Solo se escriben con mayúscula cuando forman parte de fechas históricas, festividades o nombres propios: Dos de Mayo, Primavera de Praga, Viernes Santo, Hospital Doce de Octubre.

2.3.2. Los nombres de las notas musicales: do, re, mi, fa, sol, la, si.

2.3.3. Los nombres propios que se usan como nombres comunes:

Mi padre, de joven, era un donjuán.
La unidad de trabajo utilizada es el julio.
¿Te apetece un rioja?

Pero conservan la mayúscula inicial los nombres de los autores aplicados a sus obras:

Se subastó un Picasso.

2.3.4. Los nombres de las religiones: catolicismo, budismo, islamismo, judaísmo. También, otros nombres propios del ámbito religioso: eucaristía, comunión.

2.3.5. Los nombres de tribus o pueblos y de lenguas, así como los gentilicios: el pueblo inca, los mayas, el español. También, los nombres de las monedas de los distintos países: balboa, quetzal, euro.

2.3.6. Los tratamientos (usted, señor, don, fray, san, santa, reverendo, etc.), salvo que aparezcan en abreviatura, caso en que se escriben con mayúscula inicial: Ud., Sr., D., Fr., Sta., Rvdo.; don Pedro Díaz, pero D. Pedro Díaz.

2.3.7. Los títulos, dignidades y cargos, como rey, papa, duque, presidente, ministro, etc., tanto si se refieren a personas concretas (el rey Felipe IV, el papa Juan Pablo II, el presidente de Nicaragua, el ministro de Trabajo) como si se usan en sentido genérico: El papa, el rey, el duque están sujetos a morir, como lo está cualquier otro hombre.

2.3.8. Los nombres de los puntos cardinales (norte, sur, este, oeste) y de los puntos del horizonte (noroeste, sudeste, etc.), salvo cuando forman parte de un nombre propio: América del Sur, Corea del Norte. También, los nombres de las líneas imaginarias: ecuador, eclíptica, trópico de Cáncer.

Buen uso del idioma (19) Hace mas de un año

 Mayúscula inicial independiente de puntuación

2.2.6. Los nombres de los signos del Zodiaco y sus denominaciones alternativas: Aries, Géminis; Balanza (por Libra), Toro (por Tauro). Se escriben con minúscula cuando se refieren a las personas nacidas bajo cada signo: Manuel es tauro.

2.2.7. Los sustantivos y adjetivos que componen el nombre de entidades, instituciones, departamentos, organizaciones, partidos políticos, compañías teatrales, grupos musicales, etc.: Ministerio de Hacienda, Museo de Bellas Artes, Real Academia de la Historia, Universidad Nacional Autónoma de México, Departamento de Recursos Humanos, Circo del Sol, Partido Demócrata, Héroes del Silencio. También se escriben con mayúscula inicial los nombres de edificios y monumentos (el Coliseo, el Partenón); cuando el nombre propio se acompaña de un término genérico que se corresponde con la naturaleza del referente, este puede escribirse con mayúscula o con minúscula (Torre Eiffel o torre Eiffel, Catedral de Santiago o catedral de Santiago).

2.2.8. Los nombres de los libros sagrados: la Biblia, el Corán, el Talmud. También los nombres de los libros que los componen: Génesis, Mishná.

2.2.9. La primera palabra del título de cualquier obra de creación (libros, películas, cuadros, esculturas, obras musicales, programas de radio o televisión, etc.: Últimas tardes con Teresa, La vida es sueño, Todo sobre mi madre, Las cuatro estaciones, Informe semanal.

2.2.10. Los sustantivos y adjetivos que forman parte del nombre de publicaciones periódicas o de colecciones, además de su primera palabra: La Vanguardia, Biblioteca de Autores Españoles.

2.2.11. Los sustantivos y adjetivos que forman parte del nombre oficial de documentos legales o jurídicos: Real Decreto 125/1983 (pero el citado real decreto), Ley para la Ordenación General del Sistema Educativo (pero la ley de educación). Si el nombre oficial es muy extenso, la mayúscula inicial se emplea solo en la primera palabra.

2.2.12. Los sustantivos y adjetivos que forman parte del nombre de festividades religiosas, civiles o militares: Pentecostés, Navidad, Día de la Constitución, Feria de Abril, Pascua Militar.

2.2.13. Los nombres de marcas comerciales o registradas, incluso cuando designan objetos o productos de dicha marca:

Allí está la sede de Coca-Cola.
Me he comprado un Seat.

Pero cuando estos nombres pasan a referirse no exclusivamente a un objeto o producto de la marca en cuestión, sino a cualquier otro con características similares, se escriben con minúscula:

Tienes que echarle maicena (harina refinada de maíz de cualquier marca; de Maizena, marca registrada).

2.2.14. Los sustantivos y adjetivos que forman el nombre de disciplinas científicas, cursos, asignaturas y materias de estudio cuando se utilizan en contextos académicos (si el nombre de asignaturas y cursos es excesivamente largo, solo lleva mayúscula inicial la primera palabra):

Me he matriculado en Medicina.
El profesor de Cálculo Numérico es extraordinario.
Curso sobre el uso de las nuevas tecnologías de la información en la enseñanza del español como segunda lengua.

Fuera de estos contextos se utiliza la minúscula:

La medicina ha experimentado grandes avances en los últimos años.

2.2.15. La primera palabra del nombre latino de las especies vegetales y animales: Pimpinella anisum, Felis leo (los nombres científicos latinos deben escribirse en cursiva). Pero debe utilizarse la minúscula inicial para los nombres españoles de los grupos taxonómicos zoológicos y botánicos superiores al género, tanto si se usan en aposición (orden roedores, familia leguminosas) como si se usan como adjetivos o nombres comunes (un mamífero roedor, la cosecha de leguminosas).

2.2.16. Los nombres de periodos geológicos, edades y épocas históricas, acontecimientos históricos y grandes movimientos artístico-culturales: Mioceno, la Edad de los Metales, la Edad Media, la Gran Depresión, el Renacimiento.

En las denominaciones de los distintos imperios, se escribe con mayúscula el término genérico, pero no el especificativo que le sigue (el Imperio romano). Lo mismo ocurre con las revoluciones cuando el especificativo expresa nacionalidad (la Revolución francesa, pero la Revolución de los Claveles). En el caso de las guerras y batallas, por el contrario, solo debe aplicarse la mayúscula a la parte específica de la expresión (siempre que sea un nombre propio y no un mero apelativo), y no al sustantivo común (guerra del Golfo, batalla de las Termópilas); son excepciones los dos conflictos mundiales (Primera Guerra Mundial) y algunos usos por antonomasia (Guerra Civil, por la guerra civil española).

2.2.17. Los sustantivos y adjetivos que forman el nombre de torneos deportivos, premios, condecoraciones, ferias y festivales: Copa Libertadores de América, Premio Cervantes, Legión de Honor, Exposición Universal de Sevilla 1992, Salón del Cómic de Barcelona.

2.2.18. Determinados nombres, cuando designan entidades o colectividades institucionales: la Universidad, el Estado, el Ejército, la Iglesia, la Administración, el Gobierno.
Fuente: Real Academia

Buen uso del idioma (18) Hace mas de un año

Mayúscula inicial independiente de puntuación

Con independencia de la puntuación, se escriben con inicial mayúscula las palabras siguientes:

2.2.1. Los nombres propios de persona, animal y cosa singularizada, los apellidos y los nombres propios de divinidades y seres mitológicos o fabulosos: Beatriz, Platero, Tizona, Martínez, Dios, Alá, Júpiter, Polifemo.

2.2.2. Los sobrenombres, apodos, alias y seudónimos, pero no los artículos que los preceden: Manuel Benítez, el Cordobés; Alfonso X el Sabio; el Libertador.

2.2.3. Los nombres propios geográficos y de áreas geopolíticas: América, Italia, Córdoba, el Índico, el Mediterráneo, el Orinoco, el Himalaya, Occidente, Oriente Medio. Solo cuando el nombre oficial de un lugar lleva incorporado el artículo, este se escribe con mayúscula y no se contrae con las preposiciones a o de: El Salvador, La Pampa; La Habana; a El Cairo.

Los nombres comunes genéricos que acompañan a los nombres propios geográficos se escriben con minúscula, salvo cuando forman parte del nombre propio: el río Ebro, la cordillera de los Andes; pero Río de la Plata, Picos de Europa. Sin embargo, en algunos usos por antonomasia, cuando en una comunidad de hablantes el referente resulta inequívoco, estos nombres genéricos pueden escribirse con mayúscula: la Península (por la península ibérica) o el Estrecho (por el estrecho de Gibraltar) entre los españoles; el Golfo (por el golfo de México) entre los mexicanos.

Como puede verse en el caso de península ibérica, cuando para referirse a un accidente geográfico se emplea el sustantivo genérico seguido de un adjetivo derivado del topónimo al que corresponde el accidente, ambos se escriben con minúscula: península itálica, cordillera andina, islas británicas.

2.2.4. Los nombres de calles y espacios urbanos, pero no los nombres comunes genéricos que los acompañan, como calle, plaza, avenida, paseo, etc.: calle Mayor, plaza de España, avenida de la Ilustración, paseo de Recoletos.

2.2.5. Los nombres de galaxias, constelaciones, estrellas, planetas, satélites, etc.: la Vía Láctea, la Osa Mayor, Venus (pero la estrella Altair, el cometa Halley). Las palabras Tierra, Sol y Luna solo se escriben con mayúscula cuando designan el planeta, la estrella y el satélite en contextos astronómicos:

El astronauta contempló la Tierra desde la nave
Alrededor del Sol giran diferentes planetas.
La órbita de la Luna es muy compleja.

En otro tipo de contextos se escriben con minúscula:

Se preocupa por los desheredados de la tierra.
El sol luce esplendoroso.
Hoy hay luna llena.

Fuente: Real Academia

Buen uso del idioma (17) Hace mas de un año

                       Uso de las mayúsculas

Aunque en distintos casos pueden escribirse enteramente con mayúsculas palabras, frases e incluso textos enteros, la escritura ordinaria utiliza las letras mayúsculas solo en posición inicial de palabra, seguidas de letras minúsculas. La utilización de la mayúscula inicial depende de factores como la puntuación, la condición de nombre propio de la palabra o grupo de palabras y otras circunstancias.

El uso de las letras mayúsculas no exime de la obligatoriedad de escribir la tilde o la diéresis en las palabras que así lo requieran según las reglas de acentuación del español: Ángel, MEDITERRÁNEO, ANTIGÜEDAD.

Uso de mayúscula inicial exigido por la puntuación

Se escribe con mayúscula inicial la primera palabra de un texto o la que viene después de un punto:

Hemos terminado el trabajo por hoy. Nos vemos aquí mañana a la misma hora.

También se escribe con mayúscula inicial la palabra que sigue a los puntos suspensivos y a los signos de interrogación o exclamación que cierran enunciado, y a ciertos usos de los dos puntos (cuando se emplean en el encabezamiento de una carta o correo electrónico, cierran un epígrafe o preceden una cita textual, principalmente):


Las invitaciones para la fiesta se mandaron con cierto retraso... ¿Podrán venir todos? Esperemos que sí.
El senador afirmó: «No defraudaremos a los electores».


Buen uso del idioma (16) Hace mas de un año

                            El uso de la s

Se escriben con s:

a)    Los adjetivos terminados en -oso, -osa: hermoso, silenciosa. Excepciones: mozo, moza y carroza.
b)    Los sustantivos y adjetivos terminados en -esco, -esca: fresco, picaresca.
c)    Los sustantivos terminados en -sión que expresan la acción de verbos terminados en -sar, y que no contienen en su forma la sílaba -sa- del verbo: expulsión (de expulsar), revisión (de revisar).
d)    Los sustantivos terminados en -sión que expresan la acción de verbos terminados en -der, -dir, -ter, -tir, y que no contienen en su forma la -d- o la -t- del verbo: cesión (de ceder), alusión (de aludir), comisión (de cometer), remisión (de remitir). Excepciones: atención (de atender) y deglución (de deglutir).

                              El uso de la z

Se escriben con z:

a)    Las palabras terminadas en el sufijo -azo, -aza, tanto cuando forma un aumentativo como cuando significa "golpe": cochazo, codazo, manaza.
b)    Los adjetivos agudos terminados en -az: audaz, eficaz.
c)    Los sustantivos terminados en -azgo: hallazgo, noviazgo. Excepciones: rasgo y trasgo.
d)    Los sustantivos abstractos terminados en -ez o en -eza formados a partir de adjetivos: lucidez, pobreza.
e)    Los sustantivos terminados en -anza y en -zón formados a partir de verbos: andanza, ligazón.
f)    Se escriben con -zc- la primera persona del singular del presente de indicativo y todo el presente de subjuntivo de los verbos irregulares terminados en -acer (menos hacer y sus derivados), -ecer, -ocer (menos cocer y sus derivados) y -ucir: nazco, abastezco, reconozcamos, produzca.

Fuente: Real Academia



Buen uso del idioma (15) Hace mas de un año

                            Letras s, c y z

En el centro, norte y este de España, la letra z y la letra c ante e, i se pronuncian con sonido interdental sordo /z/ distinto del sonido fricativo sordo /s/ con el que se pronuncia la letra s. Sin embargo, en las hablas del suroeste peninsular español, en Canarias y en toda Hispanoamérica, la letra c ante e, i y la letra z no representan el sonido interdental, sino que se pronuncian de la misma manera que se pronuncia la letra s. Este fenómeno recibe el nombre de seseo. Los hablantes seseantes, por tanto, pueden tener dificultades al escribir palabras con estas letras.

Las mismas dificultades afectan a los hablantes de zonas de ceceo, que pronuncian la letra s con el sonido interdental propio de la c ante e, i y de la z en zonas no seseantes.

A continuación se ofrecen algunas notas orientadoras para el uso correcto de estas letras.

                 Reglas sobre el uso de la c

Se escriben con c:

a)    Los verbos terminados en -cer y -cir y aquellas de sus formas en las que la c va seguida de e o i: nacer, nacen, decir, decías. Son excepción a esta regla los verbos coser (‘unir con hilo’) y sus derivados, toser y asir.
b)    Las palabras terminadas en -cimiento (salvo asimiento y desasimiento): acontecimiento, nacimiento.
c)    Las palabras terminadas en -áceo, -ácea, -ancio, -ancia, -encio y -encia: cetáceo, sebácea, rancio, alternancia, silencio, adolescencia. Excepciones: ansia y hortensia.
d)    Las palabras terminadas en -icida (‘que mata’) e -icidio (‘acción de matar’): plaguicida, homicidio.
e)    Las palabras terminadas en -cente y -ciencia: adolescente, conciencia. Excepciones: ausente, presente, antepresente y omnipresente.
f)    Los sustantivos terminados en -ción que derivan de verbos terminados en -ar: actuación (de actuar), comunicación (de comunicar), compensación (de compensar). Excepciones: los sustantivos que, derivando de verbos terminados en -sar, no contienen la sílaba -sa-: expresión (de expresar), confesión (de confesar).
g)    Por regla general, una palabra se escribirá con -cc- cuando en alguna palabra de la familia léxica aparezca el grupo -ct-: adicción (adicto), reducción (reducto), dirección (director). Hay, sin embargo, palabras que se escriben con -cc- a pesar de no tener en ninguna palabra de su familia léxica el grupo -ct-: succión, cocción, confección, fricción, etc. Otras muchas palabras de este grupo, que no tienen -ct- sino -t- en su familia léxica, se escriben con una sola c: discreción (discreto), secreción (secreto), relación (relato), etc.

Buen uso del idioma (14) Hace mas de un año

                           El uso de la letra (x)

 La letra x se pronuncia de maneras diferentes según el lugar que ocupa dentro de la palabra: como /ks/ o /gs/ en posición intervocálica o a final de palabra (examen, relax); como /s/ en posición inicial (xilófono, xenofobia), y como /ks/ o /gs/ en la pronunciación culta enfática o /s/ en la pronunciación corriente de España cuando va ante consonante (explicar, extenso). También puede pronunciarse como /j/ en palabras como México, Oaxaca, texano.

Se escriben con x:

a) Las palabras que empiezan por los elementos compositivos xeno- (extranjero), xero- (seco, árido) y xilo- (madera): xenofobia, xerocopia, xilófago.

b)  Las palabras que empiezan por la sílaba ex- seguida del grupo -pr-: expresar, exprimir. Excepciones: algunos extranjerismos adaptados, como esprínter o espray.

c) Las palabras que empiezan por la sílaba ex- seguida del grupo -pl-: explanada, explicar, explotar. Excepciones: esplendor y sus derivados, espliego y otras voces.

d)  Las palabras que empiezan por los prefijos ex- (fuera, más allá o privación) y extra- (fuera de): excarcelar, excomunión, extraescolar.

Buen uso del idioma (13) Hace mas de un año

                           Las letras (p) y (r)

El grupo consonántico ps- aparece en posición inicial de palabra en numerosas voces cultas de origen griego. En todos los casos se admite en la escritura la reducción del grupo ps- a s-, grafía que refleja mejor la pronunciación normal de las palabras que contienen este grupo inicial, en las que la p- no suele articularse: sicología, sicosis, siquiatra, etc. No obstante, el uso culto sigue prefiriendo las grafías con ps-: psicología, psicosis, psiquiatra, etc., salvo en las palabras formadas con el prefijo (p)seudo- (seudónimo, seudópodo), que se escriben normalmente sin p-.

Letra r

La letra r, duplicada, forma el dígrafo rr, que representa el sonido vibrante fuerte entre vocales: perro, arriba. Este sonido también se representa con una r simple en posición inicial de palabra o tras las consonantes l, n o s: alrededor, Enrique, israelí.

Reglas sobre el uso de la rr

Se escriben con rr:

a)    Las palabras que tienen el sonido vibrante múltiple en posición intervocálica: barra, cerrojo, arrullo.
b)    Las palabras compuestas o con prefijo cuyo segundo formante comienza por r, de manera que el sonido vibrante múltiple queda en posición intervocálica: autorretrato, prerromano, vicerrector.

Fuente: Real Academia


Buen uso del idioma (12) Hace mas de un año

                                  Letras m y n

En posición final de sílaba ante las consonantes p, b y v, las letras m y n se pronuncian igual, por eso se confunden en su escritura: embarcar, enviar.

Reglas sobre el uso de m y -n

a)    Se escribe m antes de b y p: ambiguo, imperio, campo. En cambio, se escribe siempre n antes de v: envío, invitar, anverso.
b)    Cuando un prefijo o el primer formante de una palabra compuesta terminados en -n se anteponen a una palabra que empieza por p o b, la n se sustituye por una m: ciempiés (de cien y pies), embotellar (de en y botella).

Buen uso del idioma (11) Hace mas de un año

                 Reglas sobre el uso de la y

Se escriben con y:

a)    Las palabras que terminan con el sonido correspondiente a i precedido de una vocal con la que forma diptongo, o de dos con las que forma triptongo: ay, rey, estoy, muy, buey, Uruguay. Hay algunas excepciones, como saharaui o bonsái.
b)    La conjunción copulativa y: Juan y María. Esta conjunción toma la forma e ante las palabras que empiezan por el sonido vocálico correspondiente a i (catedrales e iglesias), salvo si esa i forma diptongo (nieve y hielo).
c)    Las palabras que tienen el sonido palatal sonoro ante vocal, en los siguientes casos:

1.º Cuando sigue a los prefijos ad-, dis- y sub-: adyacente, disyuntivo, subyacer.
2.º Algunas formas de los verbos caer, creer, haber, ir, leer, poseer, proveer, raer, sobreseer, y de los verbos acabados en -oír y -uir: cayeran, haya, yendo, leyendo, oyó, concluyo, atribuyera.
3.º Las palabras que contienen la sílaba -yec-: trayecto, proyección, inyectar.
4.º Los plurales de los nombres que terminan en y en singular: reyes (de rey).

Buen uso del idioma (10) Hace mas de un año

                            Dígrafo ll y letra y

La letra (y) puede representar un sonido vocálico como el que representa la letra i en palabras como muy o rey, o bien un sonido consonántico palatal sonoro en palabras como yema o yo. El dígrafo ll representa el sonido lateral palatal sonoro de calle, llave o allí. Sin embargo, en la mayor parte de los territorios de habla hispana, la ll se pronuncia con el mismo sonido palatal que representa la consonante y. Esta pronunciación se denomina yeísmo. Para los hablantes yeístas, palabras como callado y cayado se pronuncian de la misma manera, de ahí el problema que plantea su correcta escritura.

Reglas sobre el uso de la ll

Se escriben con ll:

a)    Las palabras que empiezan por las sílabas fa-, fo- y fu-: fallar, follaje, fullero.
b)    Las palabras de uso general terminadas en -illa e -illo: costilla, cigarrillo.
c)    La mayor parte de los verbos terminados en -ellar, -illar, -ullar y -ullir: atropellar, acribillar, apabullar, bullir.

Buen uso del idioma (9) Hace mas de un año

  La letra (h)

La letra h no representa hoy sonido alguno en español estándar, razón por la cual su escritura representa una dificultad ortográfica. Solo en algunos extranjerismos, así como en algunos nombres propios extranjeros y sus derivados, la h se pronuncia también aspirada o con sonido cercano al de /j/: hámster, hachís, Hawái, hawaiano, etc.; o puede pronunciarse indistintamente con o sin aspiración: sahariano.

Reglas sobre el uso de la h

Se escriben con h:

a)    Las formas de los verbos haber, hacer, hallar, hablar, habitar, hartar, helar, herir, hervir, hinchar y hundir: haga, hallemos, hablará, helará, hundía.

b)    Los compuestos y derivados de los vocablos que tengan esta letra: gentilhombre, compuesto de hombre; herbáceo, derivado de hierba. Las palabras oquedad, orfandad, orfanato, osamenta, osario, óseo, oval, óvalo, ovario, oscense, oler, etc., se escriben sin h porque no la tienen en su origen; Hueco, huérfano, hueso, huevo, Huesca, huelo la llevan por comenzar con el diptongo ue, según la regla ortográfica siguiente.

c)    Las palabras de uso actual que empiezan por las secuencias vocálicas ie, ue y ui: hiena, huele, huidizo.

d)    Las palabras que contienen el diptongo ue precedido de vocal: cacahuete, vihuela, aldehuela. En este caso, la h es intercalada.

e)    Las palabras que empiezan por los elementos compositivos hecto- (‘cien’) —distinto de ecto- (‘por fuera’)—, helio- (‘sol’), hema-, hemato-, hemo- (‘sangre’), hemi- (‘medio, mitad’), hepta- (‘siete’), hetero- (‘otro’), hexa- (‘seis’), hidra-, hidro- (‘agua’), higro- (‘humedad’), hiper- (‘superioridad’ o ‘exceso’), hipo- (‘debajo de’ o ‘escasez de’), holo- (‘todo’), homeo- (‘semejante’ o ‘parecido’), homo- (‘igual’): hectómetro, heliocéntrico, hematoma, hemoglobina, hemiciclo, heptasílabo, heterosexual, hexágono, hidráulico, hidrógeno, higrómetro, hipérbole, hipocalórico, holografía, homeopatía, homógrafo.

f)    Algunas interjecciones: hala, bah, eh.

g)    Por regla general, las palabras que empiezan por histo-, hosp-, hum-, horm-, herm-, hern-, holg- y hog-: historia, hospital, humedad, hormiga, hermano, hernia, holgado, hogar.
Fuente: Real Academia