PublicidadPublicidadPublicidad
 

Blog de Emebol

Isidoro estará en Río 2016

Los dirigentes deportivos viajan con dinero que no es suyo, disfrutan en hoteles cinco estrellas, reciben un coche por las dos semanas con guía incluido y a su retorno no rinden cuentas a nadie, para luego llenarse la boca con la expresión: el Gobierno no nos da nada".

Al dirigente deportivo (casi en su generalidad) se lo puede comparar con Isidoro Cañones, aquel personaje secundario de las historietas de Patoruzu.

El tal Isidoro es un hombre frívolo contento, dedicado a "vivir el momento", de clase media alta o acaso de clase alta, dilapidador de dinero que le es ajeno por lo cual casi siempre está sin dinero "sin un mango en el bolsillo, pero es un tipo piola", dicen los argentinos entre el castellano y el lunfardo.

El dirigente deportivo de hoy se alejó totalmente de los principios humanos y altruistas del Baron de Coubertin, creador de la filosofía olímpica.

Coubertin concibió su programa en una orientación a la fraternidad deportiva, propuso al mundo una cultura común, vinculante, cuya raíz tuviese ramas nobles como; la tolerancia, el juego limpio, la solidaridad, el espíritu de competencia, de superación y sacrificio.

Hoy prima el hedonismo, el afán de figurar, pasarla bien, eternizarse en el cargo, hablar con espíritu franciscano de las penurias que pasan y la falta de sensibilidad del Estado; además pregonan como lo hace actualmente el titular del Comité Olímpico Boliviano, que "no deben rendir cuentas a nadie", como si su cargo estuviese amparado por alguna fuerza divina o creen constituir un segundo Vaticano.

Pasa a segundo plano el deportista, sus necesidades y buscar mejores posibilidades para que éste se siga superando bajo los principios: "citius, altius, fortius", cada vez más veloz, más alto y más fuerte. Hoy priman los principios de Isidoro Cañones: cada vez pasarla mejor viajando gratis con dinero del sistema olímpico, alojarse en hotel cinco estrellas, exigir comodidades y darse aires de hombre de bien. Qué vergüenza.

facebook twitter