PublicidadPublicidadPublicidad
 

Blog de Emebol

Hora de las cuentas claras

La Fiscalía de La Paz decidió ingresar a la Asociación de Fútbol de La Paz para encontrar documentación que aclare los vínculos entre el dirigente Walter Torrico y el defenestrado presidente del fútbol Carlos Chávez.

Torrico, nacido en el periodo del oscurantismo del fútbol paceño, lamió las manos de varios dirigentes a quienes les prometió fidelidad y luego sacó el facón  guardado en su ropa, para clavar en la espalda de sus exbenefactores.

De esta manera, este dirigente, de quien se podría predicar tiene todos los defectos que debería evitar un buen dirigente no solo se convirtió en Presidente de la AFLP, sino en dueño de la institución, capaz de enviar al infierno a sus opositores.

Pobre de ideas, carente de valores, envilecido por el cargo, mandó a las alcantarillas al fútbol paceño, de manera que bien se puede afirmar que es el peor titular de esta entidad en sus más de 100 años de vida.

Los dirigentes que fueron vapuleados por este personaje decidieron presentar la denuncia respectiva para que responda por 23 casos de oscuros manejos, venta de propiedades y gastos inexplicables, pero principalmente por sus lazos con Chávez a quien amó, odio, favoreció, perjudicó y como Pedro lo negó, seguramente más de tres veces.

Los que presentaron la denuncia piden que rinda cuentas, que se investigue su fortuna, qué diga el destino que dio al dinero de los bienes que tiene la entidad, cuánto dinero ingresó a la AFLP y que se revise sus cuentas y la de sus familiares.

Torrico, no contento con haber emporcado al fútbol paceño, ahora aparece como secretario general de la FBF, en una secuencia novelesca que parece llegar al clímax de lo absurdo e inexplicable.

Parece que llegó la hora de las cuentas claras a la Asociación de Fútbol de La Paz y de quienes deben devolver lo que enajenaron y pagar sus culpas como corresponde.

 

facebook twitter