PublicidadPublicidadPublicidad
 

Blog de Emebol

El amigo está fuera de casa

Qué costumbre la nuestra de tener una mascota, llenarla de mimos mientras está pequeña, para luego lanzarla a la calle para que se gane la vida en los basurales o se beba de golpe las estrellas, cuando uno de esos desalmados al mando de su bólido no detiene la marcha.

Este 16 de agosto, que en el caledario gregoriano aparece como San Roque, los recordamos y les brindamos atenciones, otros cientos y miles vagabuendean con la cola metida bajo el rabo buscando comida, mendigando amistad. Pocos tienen la suerte de "Petardo", que se ganó miles de amigos y se convirtió en símbolo; los más deambulan y seguramente esperan pasar a mejor vida cuando antes.

Hoy los vacunarán y quizás les brinden algo de atención, pero los días pasan y los famélicos perros de las calles, aquellos abandonados y de largas noches de frío y soledad seguirán esperando que alguien les dé cariño y cobijo.

Alguien en una plaza de México colocó esta placa debajop del conocido Monumento al Perro Callejero.

Mi único delito fue nacer y vivir en las calles o ser abandonado.
Yo no pedí nacer y a pesar de tu indiferencia y de tus golpes,
lo único que te pido es lo que sobra de tu amor.
¡Ya no quiero sufrir, sobrevivir al mundo es solo una cuestión de horror!
¡Ayúdame, ayúdame por favor!
facebook twitter