PublicidadPublicidadPublicidad
 

Blog de Emebol

El paraguas que no cobija

El paraguas cubre más un lado que otro y precisamente cubre menos el lado que va más salido del cuerpo. Es que lo que cae del paraguas a la parte del brazo que no está cubierto, es más que lo que caería si no se llevaría nada.

Le sucede a los dirigentes de la Confederación que no podrán cobijarse en la Copa América; porque ocurre que no tienen el dinero para cubrir los 10 millones de dólares en premios ni los costos de hospedaje del torneo. Asçi, terminarán pasando la cuenta al organizador o a Otario, aunque de ingenuos, no tienen ni un pelo los Osuna, Leoz, Chávez y el resto de dirigentes sudamericanos.

Concretamente, todos se preguntan en este momento: ¿quién pagará, por ejemplo, los$us 4.000.000 que debe cobrar el campeón de la Copa América, los $us    3.000.000 que percibirá el vice, los $us 2.000.000 que se llevará el tercero, y el millón asignado para el cuarto?

En casa sucede algo parecido con los dirigentes de la FBF. Tras la victoria de Bolivia frente a Ecuador, las cámaras enfocaron a Carlos Chávez, quien apareció en el vestuario boliviano más exultante que nunca; gritaba en medio de los jugadores, se entusiasmó como el que más, aunque pronto volvió a la realidad, porque el paraguas de la victoria no cubre todos los problemas, ni echa al olvido las cuentas.

El círculo cercano al Presidente de la Federación se cierra, porque éste y sus allegados volverán a declarar por el dinero que, supuestamente, ingresó y no tiene un descargo satisfactorio.

Se acabaron aquellos días felices en los que con el ingreso por el rubro premios, se pagaba centavos a los clubes dueños de los jugadores, mientras el resto servía para comprar conciencias de los que brindaron el voto en las elecciones de la FBF, y una buena tajada quedaba para los mandamases del fútbol.

El juez Quinto de Instrucción en lo Penal, Roberto Valdivieso tiene identificados a cuatro directivos a quienes se les comunicará con la resolución fiscal que son investigados por los delitos de uso indebido de influencias, beneficios en razón del cargo, delitos tributarios, legitimación de ganancias ilícitas y organización criminal.

Como si esto fuera poco, un informador a quien se le dio el nombre (X), empezó a soltar más detalles y saltó el nombre de Romer Osuna, quien seguramente deberá informar de cuentas poco claras de 27 años de tesorero de la Confederación.

En otras palabras, la Selección podrá seguir dando gratas sorpresas, pero ese paraguas no alcanza para cobijar a los dirigentes, así éstos se emocionen como el que más y se desgañiten en el vestuario, porque liego de la fiesta deberán presentar las cuentas claras de los ingresos y la inversión que hicieron, aunque luego se deban tomar el chocolate espeso y muy caliente.

Ernesto Murillo Estrada

facebook twitter