PublicidadPublicidadPublicidad
 

Blog de Emebol

Pacta sunt servanda

Bolivia apeló a la expresión latina "pacta sunt servanda", una frase atribuida al jurista Ulpiano en el Digesto, para explicar que los acuerdos entre partes o pactos deben cumplirse, hecho que Chile no lo hizo.

El país que dice ser el que más cumple los pactos no lo es tal, porque quien cumple a medias, no es cumplidor., quien dilata las soluciones y promete reiteradamente, no merece credibilidad. El Tratado de 1904 no es punto final de un tema, sino punto y coma, porque tras él, Chile se comprometió a dialogar sobre la salida soberana de Bolivia al Pacífico y en once ocasiones actuó como Penélope (teje en la mañana y desteje por la noche) y así pasaron los años.

Pacta sunt servanda (lo pactado obliga) fue la expresió a la que acudió Eduardo Rodíguez Veltzé para recordar que la vena de la injusticia permanece abierta, que ningún tratado posterior puede sanar, porque Chile debe solucionar previamente el compromiso de la salida soberana al mar de Bolivia.

Chile cree que es el único poseedor de la verdad y del derecho (posesor iuris). Sí, es possedor de un derecho, pero los demás lo tienen. No es el único país que puede entender el Tratado de 1904, el Pacto de Bogotá o la Constitución de Bolivia, también lo pueden interpretar los otros, por eso esta la Corte del Haya, por eso un neutral dirá cuánto de verdad le asiste, aunque quiera escapar de esta decisión

Un "latinajo" más para completar este cuadro. Chile tiene la "possessio naturalis" sobre los 120 mil kilómetros arrebatados en la oscuridad de 1879. Esta expresión se refiere a quien tiene tal posesión en condición de comodatario, arrendatario, inquilino, usufructuario y quien ha obtenido los bonos tenporalmente (por una invasión), pero esas tierras no le pertenecen y defender esa posición vía jurídica es una paranoia, un acto de quien ha perdido el respeto al bien ajeno y le repele vivir en comunidad y paz.

Ernesto Murillo E.

 
facebook twitter